reos_08042016

 

  • Doce de ellos fueron sentenciados por delitos federales, el resto pertenecen al fuero común
  • Participaron en el convoy unidades de la SSPE, Ejército Mexicano y el Helicóptero estatal que fue artillado y sobrevoló todo el recorrido
  • CERESOs de Aguascalientes no han rebasado límite de población

 

Bajo fuertes medidas de seguridad y bajo la coordinación y supervisión del Secretario de Seguridad Pública Estatal, 70 reos que cuentan ya con sentencia de última instancia fueron trasladados, en las primeras horas de este viernes, del CERESO de Aguascalientes hacia el CERESO de El Llano.

 

Entre los trasladados se encuentran 12 sentenciados por la comisión de delitos federales, mientras que el resto pertenecen al fuero común.

 

En el operativo, encabezado y supervisado por el Secretario de Seguridad Pública estatal a bordo del helicóptero, artillado y sobrevoló todo el recorrido, participaron 6 unidades del Ejército Mexicano; 12 de la Policía Estatal; 4 vehículos de transporte de reos y 80 elementos militares, policiacos y custodios.

 

Al dar cumplimiento a este ordenamiento legal, el CERESO de Aguascalientes tiene al día de hoy una población penitenciaria de 917 internos, en tanto que en el de El Llano asciende  de 554 internos. En ambos casos la capacidad de los centros penitenciarios es superior, garantizando que no existe ninguna clase de hacinamiento y que la Secretaría de Seguridad Pública Estatal mantiene el control absoluto de los mismos.

 

Esta transferencia de procesados tuvo supervisión de representantes de Derechos Humanos, del Juez de Ejecución de Sentencias, así como por el Director General de Reinserción Social, General Jorge Cutberto Gómez López.

 

Una vez que el traslado de reos concluyó de manera satisfactoria, el Secretario de Seguridad Pública estatal dio a conocer que en el transcurso de las próximas semanas arrancará una necesaria reparación del sistema hidráulico en el CERESO de El Llano, misma que será supervisada en todo momento por diversas instancias a efecto de que no se registre ninguna clase de irregularidad.