pt_04052016
 
 
Ante la campaña de lodo que prevaleció la semana pasada, Jesús Medina Olivares integrante de la Dirigencia del Partido del Trabajo en Aguascalientes, requirió a los candidatos y Presidentes de los diferentes partidos a poner un alto al lenguaje de odio que ya está trascendiendo de las redes a las calles y lleva a los mismos militantes al fanatismo.
 
Nuestra triste realidad es que esta campaña promueve el odio, en lugar de que sea un vehículo esencial para el mejoramiento de nuestra democracia y un mejor modo de promover ciudadanos involucrados con responsabilidad en los asuntos públicos”, lamento el petista.
 
De continuar así, opinó, muchos ciudadanos quedaran decepcionados, dividirán más a la población y quien gane llegara con poca legitimidad.
 
Todos los involucrados deber entender que odio genera odio y que así, nadie gana y todos pierden, pues al final de cuentas lo único que se obtendrá es espantar a los ciudadanos de las urnas, sentencio Olivares.
 
Por ello, reitero su clamor de prudencia para los candidatos: “No hay que estirarle los bigotes de la violencia al tigre”, “Es la pasión lo que orienta y no la reflexión”.
 
Ante tal panorama, Medina Olivares considero necesario propiciar en todos los niveles una genuina cultura del debate, aclarando que el feroz linchamiento público no es un debate, enfatizando que una autentica cultura presupone el respeto elemental por el adversario.
 
Resaltó que una elección debe ser una escuela de civilidad, donde se aprende a fundamentar, a argumentar, a discernir con razones y claridad.
 
En esta campaña política el PAN ha promovido la confrontación, pero no de ideas, donde posiciones y actitudes irracionales de las dirigencias exhiben su pobreza intelectual”, inquirió.
 
Y sugirió cambiar la forma para cambiar el fondo de las campañas, sentenciando que si se continua con lo mismo, muchos ciudadanos quedaran no solo decepcionados, sino indignados, advirtiendo que la crispación que se está originando puede alimentar un proceso electoral y pos electoral riesgoso.