*Pasados 11 meses de la renuncia de Carstens, urge propuesta del Ejecutivo.

*Debe respetar el prestigio de Banxico para un manejo responsable de la inflación.

El senador aguascalentense Fernando Herrera Ávila afirmó que Acción Nacional buscará la preservación de la autonomía y la independencia del Banco de México con el nombramiento de su nuevo gobernador, el cual tendrá que ocurrir antes del 30 de noviembre.

El coordinador de los senadores panistas exhortó al jefe del Ejecutivo a remitir al Senado, cuando antes, su propuesta para suceder a Agustín Carstens, quien presentó su renuncia hace 11 meses.

Destacó la necesidad de que el Ejecutivo respete a un órgano constitucional sólido  y de prestigio, como el Banxico, que ha sido factor clave en el manejo responsable de la política económica y monetaria del país.

Recordó que Carstens fue designado en diciembre de 2016 gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), cargo que iba a asumir el 1 de octubre pasado, pero postergó dos meses su incorporación al BIS para continuar cinco meses más en Banxico, que vencen el 30 de noviembre.

Herrera Ávila reiteró la solicitud  al Ejecutivo de enviar a la brevedad la propuesta de quien sustituirá al doctor Carstens, a fin de que el Senado disponga del tiempo suficiente para su ratificación y coadyuvar a una transición tersa y ordenada.

Afirmó que el Banco de México es una institución fundamental en la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda, por lo que sería  reprobable e inadmisible que el proceso de sucesión fuera objeto de un manoseo similar al que ha hecho el gobierno en casos como la Fepade.

Nuestra bancada –añadió– no desea que se repitan hechos arbitrarios y absurdos como los vistos en la remoción del fiscal para asuntos electorales, que respondieron más a reacomodos de carácter político-electoral, que a privilegiar el fortalecimiento de las instituciones.

Sería lamentable que la sucesión en el Banco Central se polarizara o, en el peor de los casos, se manipulara para satisfacer intereses personales o propios de la coyuntura electoral, remarcó el legislador.

Aseguró que la designación del nuevo gobernador del Banco de México debe mantenerse al margen del proceso electoral.

Acción Nacional, reiteró, está a favor de las instituciones y no va a permitir que el del Banco de México se convierta en un caso más de acomodo de cuates.

Estimó que en estos momentos de incertidumbre el gobierno federal debe tomar decisiones prudentes en beneficio del país, a fin de enviar señales  de confianza y tranquilidad a los mercados.

Herrera Ávila confió en que el sucesor o sucesora en Banxico siga la ruta trazada bajo la conducción de Agustín Carstens, con el objetivo claro de controlar la inflación.

Destacó que Agustín Carstens ha sido un actor clave para mantener la estabilidad económica y ha ofrecido, al frente del Banxico, confianza a los inversionistas mexicanos y extranjeros.

La bancada de Acción Nacional, aclaró, actuará con responsabilidad y absoluta seriedad en el procesamiento de este nombramiento y será riguroso en el análisis de su perfil.