• Mauricio González propuso la creación del Comité Municipal para la prevención y tratamiento de las adicciones
  • El Regidor Independiente, exhortó a usar toda la fuerza del municipio para trabajar de manera decidida en tema de las adicciones que flagelan a la juventud y las familias

En Sesión de Cabildo Capitalino Mauricio González Regidor Independiente y Presidente la H. Comisión de Derechos Humanos del Ayuntamiento Capital propuso la creación del Comité Municipal para la prevención y tratamiento de las adicciones.

Al respecto el Regidor Independiente, exhortó a los demás integrantes del cabildo capitalino a usar toda la fuerza del municipio y planear seriamente en extenderla a los tres niveles de gobierno para trabajar de manera decidida en tema de las adicciones que flagelan a la juventud y las familias de nuestro estado sin distinción de niveles socioeconómicos y espacios geográficos como las colonias y fraccionamientos que demandan atenderlas.

Mauricio González propuso que dicho Comité Municipal esté organizado de manera transversal para obtener logros reales y definitivos utilizando cualquier inmueble incluido en las zonas habitacionales de Aguascalientes desde bibliotecas, salones vecinales y de reuniones públicas, condominios populares y parques entre otros, no siendo necesario la condición de establecer un solo centro de integración juvenil fijado anteriormente, sino el posibilitar extender la presencia de coordinación municipal en todos los espacios de influencia para el beneficio social.

La propuesta inicial del Presidente la H. Comisión de Derechos Humanos a discutirse en las Comisiones respectivas señala a las dependencias más idóneas para integrar sus trabajos en el tema de las adicciones como la Secretaria de Desarrollo Social, el Sistema DIF Municipal, el Instituto Municipal de la Mujer de Aguascalientes, el Instituto Municipal de la Juventud de Aguascalientes y el Instituto Municipal Aguascalentense de la Cultura entre las principales.

Por último, Mauricio González visualiza de una manera contundente la forma en que la problemática afecta al joven y a todo su entorno y como cada dependencia puede entrelazarse transversalmente dentro de sus atribuciones.

“Las adicciones son como un iceberg, donde es la punta que puede verse. Abajo, ocultas, están todas las circunstancias que llevaron a esa persona a consumir.

“Primero ataca a la persona, luego a una parte o a todo el contexto de la familia y, por último, a la sociedad en su conjunto, vayamos entonces directamente a donde viven las familias”, concluyó Mauricio González.