CLÍNICA DE LABIO Y PALADAR HENDIDO Y FUNDACIÓN SONRISAS DEL CORAZÓN BENEFICIAN A 60 PACIENTES

  • Con esta convenio se ha logrado brindar tratamiento a los pacientes con duración de más de dos años

  • También se ha beneficiado a 35 infantes que no pueden recibir leche materna de manera directa, con un año de alimentación gratuita con sucedáneos de leche

 

La directora de la Clínica de Labio y Paladar Hendido (CLPH), del Instituto de Servicios de Salud del Estado (ISSEA), Leonorilda Álvarez Noriega, informó que se está trabajando de manera coordinada con la Fundación Sonrisas del Corazón, pues desde julio  del 2017 se firmó un convenio de colaboración para beneficiar a los niños con problemas de paladar.

Agregó, que gracias a este acuerdo se ha podido dar tratamiento y seguimiento a niños mayores de 10 años de edad, ya que la CLPH está enfocada en primer plano a dar la atención a los niños recién nacidos.

Detalló que la Fundación Sonrisas del Corazón recibe a los niños que ya no pueden ser atendidos en CLPH dentro del área de ortodoncia, realizando un estudio socioeconómico, cobrando cuotas muy bajas, con ello los padres de familia  logran concluir totalmente el tratamiento de sus hijos.

Álvarez Noriega, comentó que desde la firma del convenio se ha dado agilidad a los tratamientos con buenos resultados y se ha logrado beneficiar entre 50 y 60 pacientes, dándoles tratamiento que duran más de dos años.

Mencionó que otros de los resultados obtenidos, es la realización de una carrera atlética a beneficio, logrando con esto comprar un lote de sucedáneos de leche para los recién nacidos de las familias de más bajos recursos,

Puntualizó, que con ello se ha logrado beneficiar a 35 infantes que están en edad pre-quirúrgica, es decir desde los dos días hasta el año edad, garantizando la alimentación con sucedáneos por un año, cuando no es posible alimentarlos con leche materna de manera directa.

Finalmente, la directora de la CLPH mencionó que con estas acciones las intervenciones quirúrgicas son más oportunas, ya que se logra que no haya diferimiento o compromiso sistémico por condiciones de desnutrición, mejorando enormemente la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

%d bloggers like this: