EL GOBIERNO, EN CAMPAÑA; EL PAÍS, SIN TIMÓN NI TIMONEL: FHE

 

*El gobierno, anuente con la corrupción.

*8 de cada 10 desaprueban la gestión actual.

El gobierno está en campaña para favorecer a su partido y el país ha quedado sin timón ni timonel, afirmó el senador aguascalentense Fernando Herrera Ávila.

El coordinador de los senadores panistas indicó que en los últimos días se registraron múltiples evidencias de que el gobierno intenta frenar a Ricardo Anaya y rescatar a José Antonio Meade, quien se encuentra en un lejano tercer lugar.

En sólo dos semanas, agregó, además de la PGR participaron las secretarías de Gobernación, Hacienda, Desarrollo Social, la Función Pública y el Sistema de Administración Tributaria en una acción concertada que tenía el objetivo de desprestigiar a Ricardo Anaya.

El PRI, subrayó, no sólo tiene línea directa con el Ejecutivo, sino que también interviene y presiona desde el Poder Legislativo.

El candidato del gobierno, explicó Herrera Ávila, tiene en el Senado de la República dos voceros oficiales: la presidenta de la Junta de Coordinación Política, Ana Lilia Herrera, y el senador Javier Lozano Alarcón.

Pero eso no es todo, añadió, pues también tiene a un vocero oficioso que es nada más y nada menos que el presidente de la Mesa Directiva, Ernesto Cordero, a quien los priistas impusieron en ese cargo, ante el rechazo de la bancada panista.

El jefe del Ejecutivo, dijo Herrera Ávila, ha dejado de lado su responsabilidad constitucional de gobernar para todos los mexicanos y se ha convertido en jefe de campaña del candidato del PRI.

Pero no le ayudará mucho al PRI pues según una encuesta publicada el viernes pasado “ocho de cada diez mexicanos desaprueban su desempeño al frente del gobierno”.

Por eso, coligió, la grave intromisión del gobierno para descarrilar el ascenso de Ricardo Anaya a la Presidencia de la República es una torpeza, que contrasta con el 75 por ciento de los mexicanos que exigen un cambio.

Con ese grado de rechazo social ningún partido ha logrado ganar una elección, salvo que se trate de una elección de Estado como lo pretende a toda costa el gobierno del PRI.

Consideró que la embestida contra Anaya ha puesto de relieve el regreso del autoritarismo de un gobierno  agotado, degradado por la corrupción, anuente a la desigualdad y asediado por la criminalidad, doblegado a sí mismo y angustiado ante la inminente pérdida del poder.

El Presidente –apuntó– se ha desentendido de sus obligaciones y ha dejado a la deriva al país y a los mexicanos, para encabezar una estrategia perversa que busca crear desánimo y polarización en la sociedad, mediante el acoso, el desprestigio y la persecución política de sus adversarios políticos.

Para finalizar, Herrera Ávila afirmó categórico que ni esta embestida ni ninguna otra van a frenar el avance consistente de Ricardo Anaya en las intenciones de voto.

El gobierno priista busca la política del empate “y hacer creer que en materia de corrupción todos somos iguales”. La realidad es que por donde le busque siempre saldrá perdiendo, aunque construya delitos donde no los hay, concluyó.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.