Quiere Morena un gobierno controlador, centralista y autoritario: Sylvia Garfias. 

Con los cambios propuestos a la Ley Orgánica de la Administración Pública General, presentados por el Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, el partido del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pretende instaurar un gobierno controlador, centralista y autoritario, señaló en conferencia de prensa dentro del Comité Directivo Estatal del PAN la Diputada Federal Sylvia Garfias Cedillo.

 

“En Acción Nacional vemos que esta iniciativa tiene un claro espíritu centralista, no redistribuye mejor la función interna del poder ejecutivo, así como tampoco fortalece a los gobiernos locales, entidades federativas, gobernadores ni ayuntamientos. Vemos en esta iniciativa la semilla de un Gobierno controlador en ciernes y que no se detiene con los límites del poder público para buscar imponer su agenda particular” detalló.

 

Las diputadas y diputados locales y federales de Acción Nacional solicitaron un análisis serio y profundo de la propuesta, para evitar la falta de certeza jurídica, concentración de funciones que inhiban el federalismo y la alteración en el equilibrio administrativo político.

 

La propuesta, presentada el pasado 18 de octubre en la Cámara de Diputados, pretende reformar, adicionar y derogar diversas disposiciones de 27 artículos de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para modificar la estructura orgánica y operativa del próximo gobierno.

 

“Acción Nacional es un grupo que tiene apertura al diálogo, sin embargo, no vamos a ser personas que regresen al pasado, queremos mirar hacia el futuro”, agregó Garfias Cedillo.

 

“Un Estado Moderno que pretende una transformación estructural no debe aplicar la fuerza de una mayoría que no discute, no argumenta y solo es guiada por la tentación de imponer. El procedimiento de análisis de esta iniciativa no permite un trabajo serio, ordenado, en donde se escuchen a todas las partes”, añadió Gustavo Báez, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Congreso estatal.

 

Entre las principales preocupaciones de las y los legisladores panistas respecto de la propuesta lanzada por Morena, se encuentra la creación de la figura de un “supra-gobernador” en cada entidad federativa, cuyo titular pretenderá suplantar la voluntad ciudadana buscando ejercer ilegalmente las funciones de gobernadores y alcaldes, demeritando el federalismo.

 

Además, se pretende crear la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, con las atribuciones que actualmente tiene la Secretaría de Gobernación en materia de Seguridad Pública.

 

“Nos preocupa el desmantelamiento de la Secretaría de Gobernación el cual se traduce en una pérdida de interlocución del gobierno federal, además de debilitar la Seguridad

 

Nacional, puesto que en la iniciativa se mezclan conceptos como seguridad nacional, seguridad pública y seguridad interior, por lo que le quitan autoridad a la encargada del desarrollo político del país y la gobernabilidad interna, pasando a ser una simple imagen decorativa.

 

“Estamos en contra de la desaparición del CISEN. No creemos que las actuales atribuciones del CISEN de prevenir amenazas a la estabilidad del país queden reducidas a tareas de investigación criminal. El Estado Mexicano debe contar con un aparato de inteligencia que sirva a preservar la integridad de todos los mexicanos”, dijo el senador Juan Antonio Martín del Campo.

 

En el caso de la Secretaría de Energía se resta autonomía a los órganos reguladores, como es la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía, lo que sin duda impactará de forma negativa en los inversionistas, pues da mala señal el que el Secretario de Energía sea juez y parte al mismo tiempo, explicó la Diputada Federal Martha González.

 

Los Diputados de Acción Nacional buscarán cambios que no sean un retroceso, cambios que vayan hacia el futuro y hacia fortalecer la seguridad de las mexicanas y los mexicanos.