CONASAMI DEBE GARANTIZAR MEJORES SALARIOS

Ø  Es necesario replantear la política que regula los salarios mínimos en México

Ø  El salario mínimo debe satisfacer las necesidades básicas de un jefe de familia

El Senador del Grupo Parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Daniel Gutiérrez Castorena, solicitó a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) replantear la política aplicada para regular el ingreso de los mexicanos, ya que con el monto actual no se garantiza que las familias tengan satisfechas las necesidades básicas en su hogar.

En reunión entre la CONASAMI y la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, apuntó que el problema de los bajos salarios es la política aplicada por gobiernos neoliberales que usaron a la comisión para frenarlos.

“El modelo económico impuesto implica hacer del trabajo asalariado mexicano el gancho para atraer el capital extranjero e inversiones. Este es el motivo por el que el salario mínimo de los mexicanos no va a subir.”

Además, en este encuentro se reflexionó acerca de la falta de capacidad para mejorar la política salarial del país, situación que se suma al capítulo laboral de la actualización del Tratado Comercial con Estados Unidos y Canadá, países que han presionado para que México incremente sus salarios.

Daniel Gutiérrez destacó que, de acuerdo al orden legal, “los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades básicas de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos”. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.

En su exposición, Basilio González Núñez, presidente de la CONASAMI aseguró que en los últimos años se recuperó el poder adquisitivo del salario mínimo en alrededor de 15 por ciento, lo que no se había hecho en los últimos 40 años.

Estamos lejos de lo que debe ser el salario mínimo, aceptó. No cumple con el mandato constitucional ni con los tratados internacionales en la materia. La próxima administración debe avanzar más rápido en la recuperación del poder adquisitivo del salario porque ya creamos en este periodo las bases para hacerlo, agregó.

Luego explicó que en este momento no hay acuerdos para fijar el mínimo para el año entrante. Por disposición legal, en noviembre la Comisión tiene que entregar un estudio que sirva de referencia al consejo de representantes para la posible fijación salarial, abundó.

El compromiso final fue analizar dichos criterios para el 2019 y cómo hacerlos compatibles con la nueva política de justicia laboral que aplicará la próxima administración federal para mejorar los ingresos de la clase trabajadora.