DÍA MUNDIAL DE TOMA DE CONCIENCIA DE ABUSO Y MALTRATO EN LA VEJEZ: DIP. ALEX SERRANO

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 66/127, designa el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Representa el día del año cuando todo el mundo expresa su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.

La población mundial de las personas de 60 años o más será más del doble, de 542 millones en 1995 a alrededor de 1.200 millones en 2025 y para el 2050, más del 20% de la población mundial tendrá 60 años o más.

Lastimosamente, se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato.

Peor aún, las estadísticas sobre el maltrato en la vejez son datos alejados de la realidad, debido a que la mayoría de los adultos mayores que lo viven no lo denuncian. Esta situación tiene su origen en distintas razones:

  • no aceptan que están siendo maltratados,
  • tienen temor a las represalias; pues es el único familiar con el que cuentan,
  • creen que es temporal,
  • no quieren que su familiar o cuidador vaya a la cárcel,
  • desconocen con qué autoridad deben dirigirse,
  • o su condición física o cognitiva no les permiten realizar una denuncia.

La conjunción de estos aspectos hace de este tema un asunto complejo. Por fortuna las perspectivas de derechos humanos y de género se han sumado al estudio de este fenómeno favoreciendo su conocimiento y atención. Sumado a ello, el interés de las asociaciones civiles, las instituciones públicas y privadas que trabajan violencia (desde la teoría y la atención directa), han favorecido la generación de nuevas políticas públicas orientadas a combatirlo.

El respeto a los adultos mayores está consagrado en muchas sociedades. Puesto que la gente vive más tiempo, y siendo que bregamos por un desarrollo sostenible e inclusivo, es hora de reavivar y expresar aún más nuestro aprecio por aquellos que han avanzado en años. Una civilización moderna solo puede merecer tal nombre si conserva la tradición de honrar, respetar y proteger a los ancianos de la sociedad.

Cuando ponemos bajo la lupa a este sector de la población, vemos que la violencia hacia los adultos mayores se manifiesta en forma de maltrato físico, psicológico, sexual o financiero, o como negligencia y abandono.

Muchas personas mayores son víctimas de abuso, a veces llamado maltrato de personas mayores. Le puede suceder a cualquier persona, sin importar su raza, religión o antecedentes. Y puede suceder en muchos lugares, inclusive en la casa de la persona mayor, en la casa de un miembro de la familia, en un lugar de vivienda con asistencia o en un hogar de ancianos.

El abuso se puede manifestar de diversas maneras, por mencionar ejemplos al respecto:

  • El abuso físico ocurre cuando la persona que cuida a una persona mayor le causa daños físicos, pegándole, empujándola o abofeteándola.
  • El abuso emocional puede ocurrir cuando la persona que cuida a una persona mayor le grita, usa palabras humillantes, la amenaza o la ignora repetidamente. Impedir que una persona mayor vea a sus amigos y parientes cercanos es otra forma de abuso emocional.
  • El abuso sexual ocurre cuando la persona que cuida a una persona mayor la fuerza a presenciar o ser parte de actos sexuales.
  • La negligencia ocurre cuando la persona que cuida a una persona mayor no responde a sus necesidades.
  • El abandono ocurre cuando se deja a la persona mayor sola, sin hacer planes para que alguien la cuide.

Para erradicar esta problemática es necesario que se eliminen los estereotipos y los estigmas sobre el envejecimiento y que se propicien dinámicas familiares sanas que permitan construir puentes intergeneracionales que nos lleven a eliminar y prevenir el maltrato en la vejez.

Urge fomentar una cultura de respeto hacia nuestros adultos mayores a fin de que se les garantice una atención integral y se protejan sus derechos.

— Para lo anterior, el próximo sábado, estaré diversas colonias de Aguascalientes, fomentando, creando conciencia al respecto —-

 Es por lo que los exhorto a que este día, no pase solo como uno para compartir imágenes o historias de redes sociales, sino para ser personas propositivas y de acción, no es la primera vez que lo digo ni será la última, todos somos adultos mayores en potencia, seamos agradecidos con todo lo que nos han aportado, cuidémoslos y prevengamos cualquier situación de riesgo para aquellos que nos han dado tanto.