RECONOCE EMBAJADOR DE ESPAÑA EN MÉXICO SOLIDEZ ECONÓMICA Y EDUCATIVA EN AGUASCALIENTES 

 

  • Aguascalientes es reflejo de la próspera relación entre México y España en aspectos como el económico y educativo en los que se han generado sinergias importantes

 

El gobernador del Estado, Martín Orozco Sandoval, sostuvo un encuentro con el Embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez, quien reconoció a Aguascalientes como un lugar con solidez económica, factor que ha sido determinante para atraer inversiones y la instalación de empresas.

 

Durante esta reunión, Orozco Sandoval expuso al Embajador las ventajas competitivas del estado y los acuerdos que se tienen en conjunto en materia educativa y empresarial.

 

En rueda de prensa, López-Dóriga Pérez dijo que los lazos que hay entre México y España son bien conocidos, y que Aguascalientes es el claro reflejo de dicha relación bilateral en aspectos como el económico y educativo en los que se han generado sinergias de gran importancia.

 

Muestra de ello, mencionó que en la entidad se tiene la presencia de 24 empresas de origen español en pleno desarrollo, gracias al clima que se ha creado en Aguascalientes en el que prevalecen condiciones económicas positivas.

 

En materia educativa informó que se cuenta con más de 20 convenios entre instituciones de educación superior aguascalentenses y españolas, motivo por el cual se debe fortalecer el trabajo de movilidad académica, involucrando no sólo a alumnos, sino también a personal docente e incluso, intercambiar conocimiento entre las universidades.

 

En este sentido, reconoció a Aguascalientes y a su actual administración por la apuesta que realiza en el tema educativo y señaló que aún hay muchos campos para colaborar, de esta forma expresó su disposición para continuar trabajando con el gobierno de Orozco Sandoval.

 

Finalmente, López-Dóriga Pérez resaltó la labor que ha realizado el gobernador de Aguascalientes a través de acercamientos con la Cámara Española de Comercio, pues ha abonado a que más empresas españolas lleguen a México, especialmente a la zona del Bajío, que resulta atractiva gracias a su desarrollo y potencial económico.