Inaugura Pabellón de Arteaga Refugio Municipal para Mujeres Víctimas de Violencia

 

Cuauhtémoc Escobedo ofrecerá los servicios del organismo a los municipios del norte

 

A partir de esta fecha el Refugio Municipal para Mujeres Víctimas de Violencia queda a disposición de las pobladoras de Pabellón de Arteaga, sus hijas y sus hijos, y será operado con apego a toda normatividad por personal capacitado.

Con la apertura del refugio, señaló el alcalde Cuauhtémoc Escobedo Tejada, Pabellón de Arteaga consolida un catálogo de políticas públicas progresistas.

“Tengo muy clara la agenda de género, la comparto. En mis compromisos de campaña plasmé que en Pabellón se instalaría un refugio para dar atención a las mujeres víctimas de violencia. Cuando empezamos a diseñar el plan de trabajo fui a una capacitación y alguien dijo: alcaldes, limítense al 115 constitucional y hagan eso, recoger la basura, distribuir agua potable, servicio de alumbrado, seguridad pública en el esquema preventivo. Pero nuestro gran defecto es el de querer hacer siempre lo extraordinario”.

Escobedo anunció la creación de una asociación civil encargada de garantizar que el proyecto sobreviva a cualquier cambio en la titularidad de la administración pública. Además anticipó que habrá de comunicarse con sus homólogos de la zona norte a fin de ofrecer los servicios de un refugio creado con recursos del erario municipal.

Roxana D’Escobar, presidenta de Mujer Contemporánea, así como Lourdes Murguía Ferreira, directora del Instituto Aguascalentense de las Mujeres, asistieron a la inauguración del centro, efectuada, por motivos de seguridad, en el Teatro Bicentenario. Ambas reconocieron la labor de Sukey Villa Nájera a cargo del DIF Municipal y de Raquel Robles Olivares al frente del Instituto Pabellonense de la Mujer.

La activista manifestó que tuvieron que pasar 24 años para que Aguascalientes contara con un nuevo refugio para mujeres, y consideró que tras las iniciativas a favor del resguardo de las mujeres hay razones de justicia, derechos humanos y solidaridad.

“La permanencia en un refugio debe garantizar, además de la seguridad y confidencialidad, un proceso que ayude a las mujeres, niñas, niños y adolescentes, a desestructurar viejos patrones de conducta patriarcal, que son los que generalmente naturalizan la violencia hacia la mujer”.

La voluntad política, refirió la funcionaria estatal, suele ser indispensable a la hora de ejecutar acciones afirmativas.

Luego de destacar el papel de los refugios en el combate a los feminicidios dijo que los gobernantes deben redoblar esfuerzos.

“Esta es una respuesta a las necesidades que tenemos en la sociedad. La descomposición familiar es desafortunado, es necesario recuperar el tejido social, en el centro están las familias, conformadas de todas las maneras que conocemos, debemos fortalecerlas a través de intervenciones como gobierno”.