jesus rangel de lira

 

En la Tribuna más alta del Estado el Dip. Jesús Rangel de Lira dio a conocer en Sesiones pasadas un Punto de Acuerdo para la homologación de los salarios mínimos en toda la República Mexicana, a razón de ello da a conocer información generada por la Secretaria del Trabajo y Previsión Social  en la cual comenta que el incremento para este año 2015 será de en la Zona B de 2.6% para acortar la diferencia salarial con respecto a las zonas A y B.

Siendo la A de 70.10 pesos y la B 66.41 pesos,  con este incremento se estará beneficiando a los trabajadores de la Zona B quedando su salario en 68.23 pesos, no siendo este un gran paso pero deja ver la voluntad que ayuda a que se vaya avanzando en el tema salarial.

Otro dato a destacar si logramos sumar todos los ingresos de las personas que dependen de un salario la masa salarial a descendido del 35 % al 33% al 30% y al día de hoy estamos al 27%, este porcentaje equivale a la riqueza total del país.

Por otro lado el Legislador comento que un tema que no dejara de ser actual es lo referente al gran negocio que representa la gasolina, en el sentido de que el tema no son los aumentos sino que realmente bajara el costo de la misma adecuándose a las necesidades del mercado, un ejemplo actual es que en la ciudad de San Antonio Texas el litro de gasolina se está comprando al precio de 6.16 pesos mientras que en el resto del país excepto en la frontera se está pagando por la misma cantidad 13.57 pesos, siendo esta una diferencia de 7.41 pesos, la diferencia es enorme.

Este tema desde que inicio el aumento del hidrocarburo la justificación ha sido que se está subsidiando, con dinero público, por supuesto sin embargo se ha pasado de un subsidio a la generación de ganancias es decir en México se consumen aproximadamente 635,000 barriles diarios de gasolina un barril equivale a 59 litros como referencia, lo que significa que más de la mitad de esos 635,000 barriles de gasolina se importan, aproximadamente estamos hablando de 315,000 barriles del energético por lo tanto obteniendo diferencia con el costo de importación y el costo de lo que termina pagando el consumidor final, para PEMEX le representa utilidades diarias de más de 421 millones de pesos o 12,600 millones de pesos mensuales.

Esta cantidad es lo que está pagando la población,  una enorme diferencia, no siendo esto lo único que el consumidor final paga,  también es el Gas, por ejemplo nada más entre enero de 2001 y enero de 2015 el kilo de gas paso de 4.75 pesos a 14.75 pesos, prácticamente un aumento de 10.00 pesos por kilo lo cual en términos porcentuales es un aumento de más del 300 % y quienes al final de todo esto pagan son los consumidores es decir el pueblo de México, concluye el Legislador.