FHA_20150917_121446

 

*Los senadores del PAN mantienen una definición concreta frente al tema.

*Desde la Cámara de Diputados ya se han tenido avances pero aún debe ser analizado en proyecto.

*La minuta prevé sanciones económicas para quienes no cumplan con la ley. Los tiempos contenidos en el dictamen no son muy claros aún y por eso no se ha resuelto.

 

El coordinador de senadores panistas, Fernando Herrera Ávila, reiteró la postura de su partido a favor de seguir discutiendo el dictamen de la Ley Reglamentaria del Derecho de Réplica que se trabaja en las comisiones unidas de Gobernación, Justicia y Estudios Legislativos del Senado.

Herrera Ávila aseguró que el grupo parlamentario que encabeza, realiza ejercicios de análisis profundos que les ha permitido a los senadores del PAN mantener una definición concreta frente a este tema.

Del mismo modo, reconoció que la minuta proveniente de la Cámara de Diputados contiene avances considerables que permitirán su pronta resolución; sin embargo, también comentó “evidentemente es un proyecto corregible y aunque hay que empujar la minuta como viene, si hubiese espacio para alguna modificación que perfeccionara el proyecto se estará valorando en los siguientes días”.

La minuta propuesta por los diputados prevé sanciones económicas para medios de comunicación, agencias de noticias, productores independientes y cualquier otro emisor de información, los cuales van de 35 mil a 701 mil pesos en caso de no cumplir la ley.

De acuerdo con la misma, se sancionará con multa de quinientos (35 mil 50 pesos) a 5 mil días de salario mínimo (350 mil 500 pesos), vigente en el DF, al sujeto obligado que no realice la notificación al particular en términos o a quien, sin mediar resolución en sentido negativo, no publique o difunda la réplica solicitada dentro de un día hábil siguiente a la transmisión o edición de la publicación.

Al ser cuestionado, el legislador por Aguascalientes puntualizó que los tiempos contenidos en el proyecto de dictamen no quedan muy claros y esto ha sido un impedimento para que se resuelva la minuta.