Arlette_muñoz_bole_31

 

  • Asegura que el Grupo Parlamentario de Acción Nacional en la Cámara de Diputados siempre ha mostrado disposición al diálogo y la construcción, pero no será cómplice de una verdad a medias.

 

 

“Hoy en Guerrero priva un sentimiento de dolor entre la gente por los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, aunado a una terrible desconfianza frente al Gobierno Federal por las respuestas que ha dado en torno al caso. Por ello los Diputados de Acción Nacional no seremos cómplices de una simulación en torno a la procuración de justicia en el país, ni mucho menos de un Gobierno Federal que no da respuestas reales, ni cumple con las exigencias de los padres de los estudiantes desaparecidos”, señaló la Diputada Arlette Muñoz Cervantes.

La Diputada por el estado de Aguascalientes aseguró que el Grupo Parlamentario de Acción Nacional en la Cámara de Diputados ha manifestado siempre la disposición para dialogar y trabajar en suma con el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, sin embargo precisó que es lamentable que las respuestas que ha ofrecido la administración priista frente a este caso, hayan entrado en una fuerte crisis por la labor del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Desde el estado de Guerrero, a donde se trasladó junto con un grupo de Diputados Federales del blanquiazul para hacer una evaluación del estatus que guardan las cosas, así como para enviar un mensaje de solidaridad con el pueblo guerrerense, la legisladora de Acción Nacional afirmó de manera contundente que las indagaciones sobre el caso no estarán completas hasta que se agoten todas las líneas de investigación y caigan todos los responsables, tanto materiales como intelectuales.

En este sentido, la Diputada Arlette Muñoz consideró acertado que el grupo interdisciplinario de expertos de la CIDH continúe colaborando con las pesquisas y expresó la necesidad de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) participe en el proceso de investigación con expertos y con el apoyo de grupos de la sociedad civil defensores de los derechos humanos.

 

Añadió que lo requiere hoy el país es una nueva generación de servidores públicos comprometidos con el ejercicio digno, transparente, austero y realmente comprometido con los ciudadanos, por lo que no cabe evadir responsabilidades frente a un caso tan grave y con tantas repercusiones en la vida social e institucional de la nación como éste.

“Necesitamos ser hoy una nueva generación de servidores y legisladores congruentes, que más que hablar ejecutemos soluciones y asumamos nuestras responsabilidades”, apuntó.

En el acto estuvieron presentes las legisladoras: Guadalupe González Suastegui, Diputada por Guerrero y anfitriona del acto; Eloísa Chavarrías Barajas y Gretel Culin, Diputadas por Colima; Kathia María Bolio, Diputada por Yucatán y Brenda Velázquez Valdéz, Diputada por Nuevo León.

Así como los Diputados Armando Rivera Castillejo de Querétaro; Santiago Torreblanca del Distrito Federal y Luis de León Martínez Sánchez de Oaxaca.