mos_25102015 (29) mos_25102015 (1) mos_25102015 (13) mos_25102015 (19)

·       Con el Consejo Estatal de Personas con Discapacidad, establece cinco condiciones en defensa de los derechos sociales y laborales de ese importante segmento de la población

·       Además, propone avanzar en una cultura del respeto y la integración social de las personas con discapacidad

·       Somos humanos y tenemos derechos.  Nadie puede ser discriminado mucho menos por discapacidad: José Rosario Muro

Consciente del crecimiento de los índices de la discapacidad entre la población y ante la falta de una verdadera cultura por el respeto a sus derechos y su inclusión a las oportunidades de desarrollo,  el Senador de la República Martín Orozco Sandoval, anunció que someterá ante el pleno de la Cámara Alta, un punto de acuerdo con el que se busca obligar a darles el lugar que legítimamente les corresponde en la sociedad.

En rueda de prensa, conjunta con José Rosario Muro Torres, Presidente de la Asociación Civil  “Diferencias Sin Barreras”, e Integrante del Consejo Estatal de personas con discapacidad,  Orozco Sandoval se pronunció porque se permita a las personas con discapacidad lograr cumplir con sus proyectos de vida alejados de la discriminación.

De acuerdo al planteamiento formulado por el Consejo Estatal de Personas con Discapacidad, el legislador federal definió el punto de acuerdo basado en cinco tema prioritarios, y se dijo confiado en que habrá de prosperar en el Senado de la República.

El primero consiste en exhortar a las secretarías de Desarrollo Social (SEDESOL) y del Trabajo y Previsión Social (STyPS), para que giren indicaciones a las delegaciones de Aguascalientes e implementen el Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de Personas con Discapacidad así como el Programa Nacional del Trabajo y Empleo para Personas con Discapacidad.

Otro demanda es que las secretarías de Salud, Comunicaciones y Transportes (SCT) y de Educación Pública (SEP), así como la Comisión Nacional del Deporte (CONADE), diseñen y apliquen los programas  que por ley están obligados para ese importante segmento de la población

También, pedir al Congreso del Estado de Aguascalientes homologar el ordenamiento en la materia a la Ley Federal laboral, porque mientras en el país se pide que el tres por ciento de la plantilla de trabajadores sea para personas con discapacidad, localmente sólo se exige el 2 por ciento.

Un cuarto punto es que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), realice un censo sobre los edificios públicos y privados con un numeroso acceso de personas, para conocer la realidad de cuáles no son los que facilitan la movilidad, a fin de ser corregidos.

Finalmente, también se estaría solicitando a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), participar en una intensa campaña de concientización entre la población, en la búsqueda de una cultura de la integración a favor de las personas con discapacidad.

Orozco Sandoval mencionó que el punto de acuerdo estará llevándolo a la máxima tribuna legislativa, una vez que se discuta y en su caso se apruebe el Paquete Económico 2016 del Gobierno Federal.

Indicó que la idea es dar seguimiento y aplicación a las leyes vigentes y publicadas en el año 2011,  y terminar con la indiferencia de la sociedad a un sector que también participa en el progreso de Aguascalientes y de la nación.

Citó que a nivel mundial se estiman  mil millones de personas que padecen alguna discapacidad.  En este país, la cifra pasó del 5.1 por ciento al 6.6 por ciento de la población, entre los años 2010 y el 2012,  calculándose actualmente en 8 millones de mexicanos en esta condición.  En Aguascalientes se estima que la padecen 35 mil  habitantes, esto es el 3.3 por ciento de los habitantes.

El segmento de la sociedad con mayor índice de afectación son los mayores de 60 años de edad con el 51 por ciento. Aunque advirtió que hay una notable incidencia entre los jóvenes de 15 a 29 años siendo del 7.6 por ciento, sobre todo a consecuencia de los accidentes.

Se reconoce que la discapacidad es generada también por enfermedades, la edad avanzada o males congénitos.

Sobre la inversión pública para la atención de la discapacidad, señaló que apenas se ejercen 3 mil millones a cargo de cinco dependencias como son la Secretaría de Salud, la SEDESOL, la SEP, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), además de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

José Rosario Muro Torres, representante del Consejo Estatal de Personas con Discapacidad, agregó que las enfermedades crónicas degenerativas están incrementando indistintamente la movilidad de los seres de todas edades y estratos sociales, además de los accidentes.

Destacó que, frente a la indiferencia que han encontrado en diferentes áreas e instituciones, se encontraron con la disposición del Senador Martín Orozco Sandoval, y con su intervención esperan poder avanzar en el tema de la inclusión social.

Señaló que si bien la ley que los protege es muy completa, en los hechos es “letra muerta”, y lo muestran hechos como no contar con transporte público adaptado a sus necesidades y que el 64 por ciento de los edificios públicos y privados carezcan de accesibilidad para ellos.

Otra condición es que de las pocas oportunidades laborales que tienen, el 44 por ciento de las personas con discapacidad que trabaja gana un promedio de 3 mil pesos por mes y únicamente el 7 por ciento percibe más de 10 mil pesos.

“Somos humanos y tenemos derechos.  Nadie puede ser discriminado mucho menos por  discapacidad”, fue su llamado.