El Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, Miguel Romo Medina, presentó una iniciativa ante el pleno del Senado de la República mediante la que se reforma la Ley General de Protección Civil, con la finalidad de disminuir el riesgo de desastre.

Durante su exposición de motivos, Romo Medina explicó que, en el año 2015, en la Tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres celebrada en Sendai, Japón, se elaboró un marco mediante el que se recomienda una adecuada forma de operatividad y reglamentación en cuanto a protección civil y gestión de riesgo de desastres.

“A pesar de todos los avances, siguen existiendo brechas en nuestra legislación, las cuales nos impiden aplicar de manera coordinada y en sintonía la legislación con el Marco de Sendai. Si bien la Ley General de Protección Civil es un ordenamiento jurídico completo y nutrido, es importante destacar algunos puntos que mejorarían su implementación y que la pondrían a la vanguardia como una de las normas de protección civil y de gestión de riesgo de desastres más avanzada”, afirmó.

En la propuesta presentada se adiciona la fracción VIII al artículo 4º, la fracción VIII al Artículo 10º, y se modifica la fracción V del Artículo 43 de la Ley General de Protección Civil, con lo que se establece el pleno respeto a los Derechos políticos, civiles, económicos, sociales y culturales, así como la eliminación de la discriminación racial y la discriminación en contra de las mujeres, niños y personas discapacitadas, antes, durante y después de la presencia de agentes perturbadores.

Otro aspecto relevante de la propuesta es la coordinación entre los distintos órdenes de gobierno. Al respecto, el Legislador por Aguascalientes destacó: “Con esta Reforma garantizamos la coordinación entre los niveles internacional, nacional, regional y local en la reducción de riesgo de desastres, resaltando que no únicamente es responsabilidad del poder ejecutivo federal y de los gobiernos locales, sino también del poder legislativo, cuyos integrantes están llamados a jugar un rol activo, no sólo legislando, sino también ejercitando la supervisión y el control sobre la ejecución y el avance de las políticas, objetivos, estrategias, planes y metas”.

“Es importante que nuestro país adopte y adecue cuanto antes su legislación en la materia, no sólo para cumplir con la obligación que los acuerdos y tratados establecen, sino para poner manos a la obra en la importante tarea de prevención y con ello, lograr salvar la vida e integridad de un mayor número de mexicanos ante una posible contingencia”, finalizó.