• La iniciativa plantea suspender de manera temporal la creación de dos salas regionales adicionales a las ya existentes.

 

El Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República, el Senador Miguel Romo, presentó ante el pleno una iniciativa para modificar el Artículo Segundo de las Disposiciones Transitorias de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, del Decreto por el que se expide la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales; y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

Durante su exposición de motivos, el legislador por Aguascalientes explicó que, con la expedición de varias reformas a diversos ordenamientos, las cuales fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación el veintitrés de mayo de dos mil catorce, se establecía en los artículos transitorios que, para septiembre del presente año, se pondrían en marcha dos Salas Regionales del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, adicionales a las ya existentes, con la finalidad de aminorar la carga de trabajo que actualmente acumulan.

“Sin dejar de reconocer que la decisión legislativa de su instalación obedeció a criterios objetivos y eficaces para su adopción, esencialmente, por las cargas de trabajo de las Salas Regionales actuales y el inicio del proceso electoral ordinario federal 2017-2018, mediante el que dará la renovación del titular del Poder Ejecutivo Federal; de ambas Cámaras del Congreso de la Unión, así como treinta elecciones locales, es importante también, reconocer el profesionalismo y vocación con la que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación desempeña su alta encomienda” agregó.

Romo Medina explicó que se debe tomar en cuenta la complejidad que representa el contexto económico por el que atraviesa el país: “Es por ello que todos los órganos del Estado mexicano, sin distinción, debemos dar respuestas proporcionales, adoptando políticas públicas que favorezcan la optimización de recursos, a partir de la reorientación de objetivos institucionales, en aras de seguir atendiendo necesidades básicas y por ello imprescindibles de la sociedad”.

“Con base en su labor, consideramos que es posible que, pese a las adversidades, con la actual infraestructura se puede garantizar de manera eficaz la tutela judicial efectiva en materia electoral en todas las circunscripciones del país. Lo anterior, hasta que las condiciones económicas de la Nación permitan concretar la materialización de los nuevos órganos jurisdiccionales”, finalizó.